Google+

Curro Segura: “En el primer entrenamiento con la selección de Kuwait al empezar únicamente había dos jugadores”

Como iremos descubriendo a lo largo del Basket World Tour, cada vez son más los entrenadores españoles que han salido de nuestras fronteras para dirigir equipos en otros países. Los contextos con los que se encuentran son muy diferentes en función de los equipos o países a los que llegan. Uno de los entrenadores que quizás se haya encontrado con un contexto más sorprendente es el granadino Curro Segura que hizo las maletas para convertirse en seleccionador nacional de Kuwait. El objetivo inicial era dirigir al combinado nacional en la Copa y Campeonato del Golfo Pérsico, el Campeonato de Asia y los Juegos de Asia. No obstante el pasado mes de junio el entrenador español ejecutó la cláusula del contrato que le permitía desvincularse del cargo que había aceptado unos meses antes.

El país árabe situado en el Golfo Pérsico de menos de tres millones de habitantes y número 70 en el ranking de la FIBA fue el destino de Curro Segura y sus dos ayudantes, Quique Gutiérrez y Jesús Lázaro. Al poco tiempo de su llegada vieron que uno de los problemas que se iban a encontrar era la falta de organización y la poca profesionalidad.

El mayor problema ha sido a nivel organizativo, que los jugadores tengan más o menos nivel es lo de menos, porque para eso estamos allí. El problema es que iban cambiando fechas y horarios de todo continuamente.  Por ejemplo, mientras se jugaban las semifinales de la liga aún no estaba claro cuál sería el formato de la final. Se hacia muy difícil trabajar en esas condiciones”.

El primer mes lo dedicaron a conocer la liga y a ver posibles jugadores seleccionables. En el momento en el que ellos llegaron al país se estaba disputando el Top 6 con los 6 mejores equipos de la liga. La liga de Kuwait únicamente permite que los equipos tengan dos americanos y además no pueden coincidir en pista. Pronto vieron que la mayoría de americanos ocupaban las posiciones interiores ya que “el jugador kuwaití no es especialmente alto, nuestro jugador más grande hacía 2 metros justos”. Además, a diferencia de otros países de la zona no permiten la nacionalización de ningún jugador para el equipo nacional y eso les restaba competitividad frente a otros combinados nacionales.

Casi ningún jugador se dedica profesionalmente al baloncesto, casi todos los jugadores kuwaitíes trabajan por la mañana y por la tarde entrenan. Los únicos profesionales son los extranjeros”.

Marnel+Baracael+16th+Asian+Games+Day+1+Basketball+ogZEpZHqsgHl

Después de unas semanas observando a los jugadores y la liga realizaron la primera convocatoria para entrenar.

Una vez elaborada la lista realizamos una concentración en la que llegó a haber 26 convocados, pero el baloncesto es tan poco profesional que convocamos a los jugadores a las 6 de la tarde y a esa hora únicamente había 2 preparados para entrenar; a las 18:20 llegaron 3 y a las 18:40 4 más. Y al final acabamos entrenando con 9. Eso para nosotros fue muy chocante”.

Y es que formar parte del equipo nacional no es nada prioritario para los jugadores kuwaitíes.

La mayoría de ellos nada más termina la liga se marchan de vacaciones con la familia aunque estén convocados con el equipo nacional. Hemos llegado a hacer entrenamientos con 5 o 6 jugadores y era bastante desesperante”.

Lo mismo sucedía en las categorías de formación en las que todos los niños sean de la edad que sean juegan con la misma altura de canastas y dimensiones de pista. “No existe el minibasket. En categorías de formación el nivel y la organización son muy precarios. No hay detrás una organización mínimamente aceptable para formar jugadores. De hecho la U18 por ejemplo no va a jugar ninguna competición este verano”.

El baloncesto está todavía muy poco profesionalizado,

puedes ir a ver un partido y que el arbitro no se presente y el partido se suspende. “Los equipos de baloncesto son normalmente secciones de clubes de futbol”.

No obstante, Curro y sus dos ayudantes no eran los únicos extranjeros entrenando en Kuwait, “hay entrenadores eslovenos, serbios, bosnios, sobre todo bastantes entrenadores del Este”. Aún así la referencia baloncestística de los jugadores y los pocos aficionados al basket kuwaitíes sigue siendo la NBA por encima del baloncesto europeo.

Los jugadores venían a los entrenamientos de la selección con camisetas de jugadores de la NBA”.

Como sucede en los países con tanta presencia de la religión todos los aspectos del día se ven afectados, el baloncesto no es una excepción. El día a día de Curro y sus dos ayudantes también se tuvo que adaptar a las costumbres religiosas.

Cuando llaman al rezo la actividad que se esté haciendo se detiene, sea la que sea.Otro de los hechos curiosos que vivimos fue ver como se paran los partidos para rezar. Cuando sale el balón fuera y es la hora del rezo hay unas alfombras preparadas en la línea de fondo y se para el partido para rezar. Cuando terminan se sigue disputando el encuentro”.

BiI1zB4IQAAskW6

A pesar de ello afirma no haber tenido ningún problema por no compartir su religión

“Hay mucho respeto a la cultura occidental y otras religiones. Incluso en mitad de las reuniones de planificación también te pedían perdón y se salían a rezar. Otro aspecto en el que también nos tuvimos que adaptar fue con los horarios durante el Ramadán. Por ejemplo los entrenamientos los teníamos que hacer entre las 10 y las 11 de la noche y en muchos casos tenían que ser muy livianos”.

No obstante el ex técnico de Unicaja de Málaga no considera que haya sido una experiencia negativa. No descarta volver a salir de España para entrenar y esta abierto a cualquier posibilidad.

Kuwait ha sido una experiencia corta pero enriquecedora de la que he aprendido igual que de todas las que he tenido. A nivel personal conocer otra cultura, ver cómo trabajan abre mucho la mente y enriquece a nivel personal. A nivel de baloncesto hemos conocido otro mercado, otras ligas, y además hemos visto a viejos conocidos de la liga española como Marko Milic”.

The following two tabs change content below.
Basket World Tour somos dos periodistas y entrenadores de baloncesto que viajamos alrededor del mundo con el objetivo de conocer de primera mano cómo se vive el baloncesto y transmitir nuestra pasión por este deporte.

También te puede interesar...